fbpx
All for Joomla All for Webmasters

BUSCA AQUÍ

¿Inteligencia = Felicidad?

¿Cuál inteligencia es clave para que tu empresa sea exitosa?

La empresa actual quiere vender más, de manera más fácil y rápido. Sí, así de sencillo se puede resumirse el propósito medular de cualquier empresa actual, pequeña, mediana o grande. El gerente moderno está consciente de la importancia que tiene la felicidad laboral para el logro de sus objetivos comerciales; pero además sabe que tiene entre manos la gestión, al unísono, de tres inteligencias: la cognitiva, dada por los estudios académicos y los cursos de entrenamiento de los colaboradores; la artificial, fruto de las nuevas tecnologías de información y comunicación, en medio de una 4ta. y 5ta. revolución industrial; y la relacional, aquella que le permite mayor entendimiento y cohersión entre su personal, un trabajo en equipo con alto grado de compromiso y resiliencia, y una óptima relación con los clientes.

¿Cuánto debería invertir al año la empresa en estas tres inteligencias y cuál es su relación con la felicidad laboral?

En la Inteligencia Cognitiva, la inversión actual puede ser de miles de dólares capacitando a sus colaboradores en temas de su experticia o de su core business, con una cuestionable percepción de recuperación de la inversión a través del logro de los resultados aspirados: clientes, ventas, rentabilidad, productividad, efectividad, gastos, cuota de mercado, fidelidad, rotación de personal, etc.

En la Inteligencia Artificial, la inversión actual puede ser de decenas o hasta de centenas de miles de dólares, también con una dudosa y mínima recuperación de su inversión, no por falta de expertos en los temas sino porque la empresa no estuvo preparada culturalmente para una transformación digital. La intención del gerente con la inteligencia artificial es facilitar la vida tanto del cliente como del colaborador; pero, o tiene mucho recelo de hacer una gran inversión, o se choca con una gran barrera: su gente no está lista para hacer grandes cambios en los procesos que viene gestionando por mucho tiempo suponiendo además que perderá su trabajo o los jefes, su don de mando.

En cuanto a la Inteligencia Relacional, la empresa moderna la asocia con cursos de habilidades blandas invirtiendo pocos miles de dólares, un monto mucho menor que el destinado para el desarrollo de la inteligencia cognitiva, siendo la preocupación principal del gerente que el técnico sepa cómo hacer su trabajo de mejor manera. La recuperación de esta inversión también ha sido baja porque los asistentes regresan a sus puestos de trabajo con una motivación de corta duración; llegando a la siguiente conclusión: invertir menos en capacitación de estos temas “lights” porque son inútiles, u optar por alguno de corta duración y que se de en un contexto lúdico para que se entretengan.

Mi propuesta apunta a seguir invirtiendo en la Inteligencia Cognitiva y en la Artificial, pero a tomar más en serio a la Inteligencia Relacional desde dos puntos de vista:

1. Una óptima relacionalidad entre los compañeros de trabajo y con los clientes no se logra con una mera capacitación, aunque ésta sea de 30 hrs. o incluya juegos a menos con legos o actividades divertidas al aire libre. Si quiere que su gente la pase bien y bonito, haga una mañana divertida con una conferencia incluida, pero no lo considere una inversión en Inteligencia Relacional. La relación entre las personas debe ser analizada a través de un programa de asesoría o de consultoría y de manera profesional porque incluye la evaluación en 360o de la organización dando como resultado un diagnóstico totalmente objetivo; solo entonces se podrá generar un plan de acción ordenado multidimensional y en constante evaluación y afinación o reestructuración.

2. Afinar, corregir y ratificar paradigmas, conductas y relaciones es un proceso que la empresa debe llevar a cabo y gestionar de manera continua; sobre todo, si el objetivo es satisfacer a un mercado actual muy complicado porque como nunca las generaciones actuales tienen distintas necesidades, deseos y expectativas, y la competencia (a nivel global) es desleal y muy agresiva. Entonces, lo que puede ser excelente para ahora, para pasado mañana tendrá dudosa vigencia.

ACCESO GRATUITO

A mucha más información

REGISTRATE AHORA

¿YA ERES MIEMBRO? ACCEDE A TU PERFIL

Registro de usuario
Cancelar

Coloca tus credenciales


Demo

Comunicate con nosotros, siempre estamos en linea

ESTADOS UNIDOS

+(1) 727 642 2719 | happy@happynar.com

esen
VACIO
esen

Login mobile